domingo, 4 de octubre de 2009

Fosforo.


Si brillaste un día con la luz inquieta, de un fuego lejano valiente alumbrando.
Curaste alegrias. Y diste tú vida encendiendo hogueras en las noches frias.
Y diste tú luz, pero no diste tú amor.
Y ahora ya nadie se acuerda de vos.

Fuiste el fuego y hoy carbon,
Solo un fósforo quemado. Una simple oxidacion, nada nuevo nada raro,
Un perfume que paso. Una llama que se apaga.
En un salto interminable, entre el todo y la nada.
Sin tener conciencia de tú corta vida. Prendiste una vela y la soledad fue tu compañia

No hay comentarios:

Publicar un comentario